Tras el anuncio hecho por el presidente de los Estados Unidos Barack Obama en el que mediante una Acción Ejecutiva se congeló la deportación de casi cinco millones de indocumentados, a quienes además se les otorgará un permiso de empleo, la popularidad del Primer mandatario norteamericano entre la población latina creció.

De acuerdo a información que dio a conocer la encuestadora Gallup la popularidad de Obama entre los hispanos se disparó 10 puntos para llegar a un 68%. Sin embargo, no todo ha sido color rosa para el mandatario tras haber anunciado estos cambios; los republicanos no han dado su brazo a torcer desde el pasado 20 de noviembre y siguen con los desacuerdos.

“La decisión del presidente de evitar el congreso y otorgar amnistía a millones de inmigrantes ilegales, es inconstitucional y una amenaza a nuestra democracia”, dijo el presidente del Comité, Michael McCaul (R-Texas), quien se comprometió a “utilizar toda herramienta a su alcance” para bloquear la implementación de las acciones ejecutivas; según reseñaron medios en Estados Unidos.

Al parecer, en la Cámara Baja del congreso se está gestando un movimiento para detener la acción de Obama; aunque se trata solamente de especulaciones, pues no se ha confirmado información oficial al respecto.

Los organismos pertenecientes a la Casa Blanca continúan el trabajo de adaptación de sus sistemas para para arrancar el proceso de documentación, mientras los latinos aplauden la medida de Obama, esperando su turno al bate para cambiar la historia.

Sigue nuestras redes sociales para que tengas la mejor información de las mejores fuentes.

Ayudante virtual