El 2015 trajo una buena noticia para 1.4 millones de indocumentados que viven en California: pueden tramitar una licencia de manejar a partir del 1 de enero. La medida, sin embargo, se hará efectiva el viernes 2 por el feriado de Año Nuevo.

El Departamento de Vehículos y Motores (DMV) dijo en su página de Internet que está preparado para emitir los carné de conducir en cumplimiento de la ley AB 60, aprobada en 2013 por la Asamblea Legislativa y promulgada en octubre de ese año por el gobernador Jerry Brown.

Las licencias serán entregadas a indocumentados que prueben ser residentes del Estado y cumplan con los demás requisitos, además de pasar un examen de conocimiento de leyes de tránsito y el examen de manejo. “El DMV está comprometido a implementar con éxito esta nueva ley para aumentar la seguridad en las carreteras de California, poniendo a conductores con licencia detrás del volante”, dijo en un comunicado la Directora del DMV Jean Shiomoto. “Los californianos que planean solicitar una nueva licencia de manejar bajo la ley AB 60 deben estudiar para sus exámenes y reunir los documentos necesarios para comprobar su identidad y residencia/domicilio”, agregó.

Los requisitos para que un indocumentado reciba una licencia de manejar del estado de California a partir de este viernes todavía no están del todo definidos. Se sabe, por ejemplo, que todos los indocumentados que califiquen deberán prepararse para rendir un examen de manejo. También deberán tener a mano pruebas de residencia en el Estado que en su momento le serán requeridas, tales como el recibo de la cuenta de energía eléctrica, cuenta de gas o cuenta bancaria.

De los documentos que prueben la identidad del solicitante de un carné de manejar, el DMV estudia una lista. Expertos consultados por NoticiasUnivision.com mencionaron que la Matrícula Consular y el pasaporte vigente estarán contemplados.

Las organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes señalaron que trabajarán junto al DMV para poder ayudar a los indocumentados a gestionar las nuevas licencias cuando se abra la ventanilla para la recepción de solicitudes.
Y señalan que tras 14 meses de espera todavía hay “preguntas sin respuestas” sobre la seguridad del proceso para los indocumentados.

Con información de Univision.com