El presidente de EE.UU., Barack Obama, firmó el jueves las sanciones aprobadas por el Congreso contra funcionarios venezolanos considerados responsables de violaciones a derechos humanos en Venezuela.

La sanciones contemplan el congelamiento de activos y la prohibición de emitir visas a funcionarios acusados de violar los derechos humanos de opositores al gobierno durante las manifestaciones y protestas estudiantiles de principios de año.

Aquellos eventos dejaron saldo oficial de 39 muertos y cientos de heridos. Venezuela criticó el proyecto de ley cuando fue aprobado por ambas cámaras del Congreso de EE.UU. Según explica el corresponsal de BBC Mundo en Washington, Thomas Sparrow, la firma del presidente Obama confirma que se ha intensificado la postura de la Casa Blanca sobre la situación política en Venezuela, pues hace unos meses se había mostrado reacia a implementar nuevas sanciones contra el país sudamericano y había favorecido más bien el diálogo político.

Por su parte, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró este jueves que su homólogo estadounidense Barack Obama dio “un paso en falso” en contra de su país al firmar sanciones contra funcionarios considerados por EE.UU. como responsables de violaciones de derechos humanos. “Repudio las insolentes medidas tomadas por la Elite Imperial de los Estados Unidos contra Venezuela, a la Patria de Bolívar se Respeta”, escribió a través de su cuenta oficial de Twitter.

El mandatario estadounidense autorizó las sanciones un día después de anunciar el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Cuba, principal aliado de Venezuela en la región. Maduro reconoció el “gesto de valentía” de Obama por la decisión que calificó de “rectificación histórica” en la cumbre del Mercosur que se llevó a cabo el miércoles en la ciudad argentina de Paraná.

Este jueves, a través de la misma red social, Maduro escribió que Estados Unidos “reconoce el fracaso de las políticas de agresión y bloqueo contra nuestra hermana Cuba quien con dignidad ha resistido y vencido” y al mismo tiempo “inicia la escalada de una nueva etapa de agresiones a la Patria de Bolívar en medio del rechazo total de nuestro pueblo…”.

“Son las contradicciones de un imperio que pretende imponer su dominación por cualquier vía, subestimando la fuerza y conciencia de la Patria”, aseveró. La sanciones aprobadas previamente por el Congreso de Estados Unidos contemplan el congelamiento de activos y la prohibición de emitir visas a funcionarios acusados de violar los derechos humanos de opositores al gobierno durante las manifestaciones y protestas estudiantiles de principios de año.

BBCMundo

Información al día