Los Obispos de Estados Unidos pidieron al Congreso y al presidente Barack Obama trabajar juntos en pro de una reforma migratoria que respete las familias y la dignidad humana. Al parecer, la voz de la Iglesia Católica ha surtido efecto, puesto que se espera en las próximas horas un anuncio ejecutivo en el que se modificarán tres leyes.

Monseñor Eusebio Elizondo obispo Auxiliar de Seattle, explicó a medios estadounidenses que es necesario abordar las “tragedias humanas” causadas por el sistema actual de inmigración; en el que la separación de la familia aparece como tópico de importancia para el Prelado.

En este sentido, destacó la importancia de que el Congreso y Obama trabajen juntos. Además señaló que la Iglesia está dispuesta a colaborar en este tema, puesto que como institución quieren defender la dignidad humana, resquebrajada con un sistema de inmigración “roto e inmoral”, enfatizó Elizondo en declaraciones a Aciprensa.

La iglesia católica se ha convertido en una institución defensora de los derechos de los inmigrantes en Estados Unidos, el Papa Francisco anunció este lunes que el próximo año viajará a USA para participar en una marcha por las familias que se llevará a cabo en Filadelfia; sin duda, una acción que pretende apoyar los cambios anhelados en el tema migratorio.