La Administración del Presidente Trump coloca trabas para obtener permisos de trabajo

El gobierno de Donald Trump ha dado un nuevo paso para dificultar la autorización de empleo para trabajar en Estados Unidos que reciben extranjeros con permisos de permanencia.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) publicó el lunes una alerta de política donde explica que ciudadanos extranjeros admitidos a Estados Unidos con parole no tienen derecho al permiso de trabajo por el solo hecho de que se les permitió el ingreso temporal al país.

USCIS dijo que la nueva guía hace énfasis en el “uso de su facultad de discreción” para decidir si aprobar o negar la autorización de empleo a los inmigrantes con parole. La guía también describe los factores “positivos” y “negativos” que los adjudicadores de Inmigración deben considerar al decidir si aprobar o no el permiso de trabajo.

“USCIS solo considerará la autorización de empleo para personas con permiso de permanencia y siempre y cuando, de acuerdo con los hechos y circunstancias de cada caso individual, USCIS considere que se justifica un ejercicio favorable de la discreción”, especificó la agencia en un comunicado.

El parole es un tipo especial de ingreso al país que faculta al beneficiario a viajar y permanecer en Estados Unidos temporalmente. Aunque se estampa en el pasaporte, no es una visa. Generalmente a los extranjeros con parole hasta ahora el gobierno les ha concedido una autorización de empleo provisional mientras esperan para poder ajustar su estatus.

La medida se produce apenas dos semanas después de que la autoridad migratoria cancelara dos programas de permisos de permanencia temporal. A los afectados, en principio personas de origen haitiano y filipino, no se les permitirá ya esperar en Estados Unidos hasta que su tarjeta de residente permanente o green card esté disponible.

Otros programas de parole por categoría, como el Programa Cubano de Parole de Reunificación Familiar (CFRP), que permite a los cubanos naturalizados y residentes permanentes solicitar un permiso de ingreso para sus familiares en la isla, también están bajo revisión, dijo un funcionario de USCIS a el Nuevo Herald.

Al anunciar el cambio sobre el permiso de trabajo, el director en funciones de la agencia, Ken Cuccinelli, dijo que “revisar las brechas que fomentan la explotación de nuestro sistema de inmigración es la única forma de avanzar”.

Agregó que la decisión se tomó en “respuesta a la emergencia nacional en la frontera sur”, y basado en una “revisión de las prácticas de adjudicación de USCIS”.

Según la alerta de USCIS, la agencia concluyó que sus funcionarios precisan más orientación en el uso de la discreción para adjudicar o negar el permiso de trabajo.

Source: El Nuevo Herald

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *