Texas entabló una segunda demanda contra la Acción Ejecutiva que el presidente Barack Obama anunció el pasado 20 de noviembre. En horas de la tarde de este viernes, el estado solicitó al juez federal del Circuito Quinto en Brownsville, Andrew S. Hanen, que investigue si el Gobierno ha empezado ya a aplicar el beneficio pese a la suspensión judicial que pesa sobre ella desde el 16 de febrero.

El procurador general de Texas, Ken Paxton, denunció que el Gobierno de Obama ha concedido “decenas de miles” de permisos de trabajo a inmigrantes indocumentados desde que en noviembre anunció sus medidas.

“En un intento aparente de implementar el plan de amnistía de forma rápida, ilegal e inconstitucional, la Administración Obama parece que ya ha concedido permisos de trabajo”, dijo Paxton, cuya oficina también lidera la demanda contra las medidas migratorias.

El 3 de diciembre del año pasado el entonces gobernador electo de Texas, Greg Abbott, más el apoyo de 25 estados, presentó una demanda contra la acción ejecutiva argumentando que el presidente se extralimitó en su poder ejecutivo y que la medida viola la Constitución.

El 16 de febrero Hanen emitió un fallo cautelar frenando la entrada en vigor de la medida, prevista para el 18 de febrero. La acción ejecutiva ampara de la deportación a unos 5 millones de indocumentados padres de ciudadanos y residentes permanentes (DAPA, por sus siglas en inglés) que están en el país desde antes del 1 de enero de 2010.

También amplió la cobertura de la Acción Diferida (DACA, por sus siglas en inglés) del 15 de junio de 2007 al 1 de enero de 2010 y liberó el límite de edad, que era de menos de 31 años al 15 de junio de 2012.

Con información de agencias

La asesoría que necesitas