A partir del próximo 26 de mayo los cónyuges H-4 dependientes de no inmigrantes H-1B, quienes se encuentren en proceso de obtener el estatus de Residente Permanente Legal basados en el empleo, pueden comenzar a trabajar en los Estados Unidos, de acuerdo a información que dio a conocer el director del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (Uscis) León Rodríguez.

El funcionario explicó a través de un comunicado que esta acción tiene mucho sentido, puesto que permite a las empresas estadounidenses mantener “sus trabajadores altamente capacitados al aumentar las oportunidades para que los mismos opten por permanecer en este país durante su transición de trabajadores temporales a residentes permanentes. También proporciona mayor estabilidad económica y mejor calidad de vida para las familias involucradas”; enfatizó.

Las personas elegibles para esta ampliación son:

• Beneficiarios principales de un formulario I-140 que haya sido aprobado.
• Personas con estatus H1B bajo las secciones 106 (a) u (b), de la Ley de Competitividad estadounidense.

Se espera que este cambio reduzca las cargas económicas y tensiones personales que podrían experimentar los ciudadanos bajo este estatus. Es importante aclarar que quienes apliquen deben presentar el formulario I-765, para la solicitud de autorización de empleo.

Las modificaciones legales en materia de inmigración continuarán en los próximos días tras el anuncio hecho por el presidente Barack Obama el 20 de noviembre de 2014. Sin embargo, todavía se está a la espera de noticias sobre el fallo que paró la ejecución de DACA la semana pasada.

En Inmigración Inteligente continuaremos informándote sobre estas eventualidades, solo debes seguirnos en las redes sociales y visitar nuestro blog para que te mantengas al día.

Por Lucymar Delgado P.
@lucy_ney

Los asesores a la medida