Luego de la decisión emitida por el Tribunal Supremo de los Estados Unidos sobre la legalización en todos los estados de la unión del matrimonio entre personas del mismo sexo, muchas son las preguntas que quedaron en el aire con respecto a cómo afecta o beneficia a estas personas en materia de inmigración.

Aunque las autoridades oficiales no se han pronunciado sobre el tema, de acuerdo a las leyes de inmigración de Estados Unidos, los enlaces homosexuales (aprobados en 14 estados del país antes del cambio anunciado el pasado viernes), tienen los mismos beneficios que una unión heterosexual.

En junio del año 2013 la Corte Suprema de los Estados Unidos derogó una ley que negaba beneficios Federales a las parejas homosexuales, el articulado se llamaba Ley de Defensa del Matrimonio conocida también como DOMA.

Para ese entonces el presidente Barack Obama aplaudió el hecho destacando que “las leyes de nuestra tierra se están poniendo al día con la verdad fundamental que millones de estadounidenses albergamos en nuestros corazones: cuando todos los estadounidenses son tratados como iguales, sin importar quiénes sean ni a quiénes amen, somos todos más libres”.

Por esta razón el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (Uscis) se vio en la necesidad de adoptar este modus operando y ofrecerle los mismos beneficios a ambos tipos de matrimonios. Sin embargo, existen otros aspectos que se deben aclarar, por lo que habrá que esperar las decisiones que emitan las autoridades al respecto.

En Inmigración Inteligente continuaremos informándote sobre este y otros temas parecidos. Mantente atento a nuestras publicaciones en redes sociales para que estés al día.

Por Lucymar Delgado P./ Agencias
@lucy_ney