Los pedidos de bienes duraderos a las fábricas estadounidenses aumentaron un 3,4% en junio, impulsados por el sector del transporte, compensando con creces la caída de un 2,1% el mes anterior, informó hoy el Departamento de Comercio.

La cifra superó las expectativas de los analistas que pronosticaban un ascenso de 2,6% en junio. Si se excluyen los equipos de transporte, que son los más costosos por unidad y cuya demanda es más volátil, los pedidos avanzaron en junio un 0,9%, tras haber registrado dos meses de descensos consecutivos.

Los pedidos de maquinaría subieron un 1,4%, mientras que la demanda de computadoras creció un 9,1%.

Esto significa que, tras varios meses de debilidad, el sector manufacturero más allá del transporte parece estar recuperándose.

El fortalecimiento del dólar y la debilidad de la economía en el mundo han perjudicado a las exportaciones estadounidenses, pero los expertos creen que la buena marcha de la demanda interna contribuirá a impulsar los pedidos en los próximos meses.

Fuente: EFE

Asesores a la medida