El tener una Green Card o estatus de residencia permanente, te da la oportunidad de vivir y trabajar legalmente en Estados Unidos, que es un requisito más en el camino para adquirir la ciudadanía estadounidense.

Puedes solicitar una Green Card o residencia permanente a través de algún familiar, de un empleador, o por otras razones especiales. El proceso puede tomar mucho tiempo, pero la recompensa es grandiosa.

En este post conocerás los métodos y sus beneficios:

Conoce tu categoría de elegibilidad

1. Determina si puedes obtener la residencia permanente a través de algún familiar. Esta es una de las formas más comunes de obtenerla y en muchos aspectos es la más simple. Si tienes un parentesco en línea directa con un ciudadano de Estados Unidos, las leyes de inmigración permiten a tu familiar hacer una solicitud para que tú puedas vivir en Estados Unidos.

Muchas personas logran conseguir una tarjeta de residencia como familiares inmediatos de un ciudadano estadounidense. Si eres el esposo(a) de un ciudadano(a) estadounidense, hijo soltero menor de 21 años, o el padre de un ciudadano americano con más de 21 años, tu familiar puede presentar el Formulario I-130; petición para pariente extranjero. Después de esto, tendrás que continuar el proceso a través del procedimiento conocido como “ajuste de estatus” para convertirte en un residente permanente de Estados Unidos.

Este procedimiento es ligeramente diferente para las personas que todavía no están en el país y se llama “proceso consular”, en el que una visa se te otorga por parte del Departamento de Estado y te convertirás en residente permanente una vez que seas admitido en Estados Unidos.

El procedimiento es similar, pero más lento, si intentas obtener una tarjeta de residencia a través de un familiar directo que ya es residente permanente, pero aún no es un ciudadano estadounidense.

Si durante el proceso cumples más de 21 años o contraes matrimonio, tu estatus como miembro directo de la familia cambia y esto puede retrasar la obtención de una tarjeta de residencia permanente en la categoría “familiar”.

También puedes obtener una Green Card a través de situaciones familiares especiales; entre las que se incluyen ser una mujer o un niño abusado, viuda o viudo de un ciudadano de Estados Unidos, o el hijo de un diplomático extranjero nacido en Estados Unidos.

2. Determina si puedes obtener una tarjeta de residente a través de tu empleo. Esta categoría se divide en varias subcategorías; sin embargo, básicamente incluye todas las instancias en las que se otorga una tarjeta de residencia para fines relacionados con una oferta de empleo, inversiones, o un trabajo especializado.

Además determina si alguna de las siguientes situaciones puede aplicarse en tu caso:

– Has recibido una oferta de trabajo permanente en los Estados Unidos. Si este es el caso, tu empleador debe obtener un certificado de trabajo y llenar el Formulario I-140, Petición de Inmigración para un Trabajador Extranjero.

– Puedes conseguir una tarjeta de residente a través de una inversión. Si eres un empresario y has realizado una inversión de US$ 1.000.000 o de US$ 500.000 en un área laboral en específico y tienes previsto crear al menos 10 puestos de trabajo para los ciudadanos de Estados Unidos, puedes solicitar una tarjeta de residente a través de la categoría de inversión. Para ello, es necesario llenar el Formulario I-526, petición de inmigración de empresarios extranjeros.

– Si cuentas con habilidades extraordinarias en alguna rama laboral, educativa o científica, puedes solicitar tú mismo tu tarjeta de residente. Las personas con mucho talento o habilidades que son considerados los mejores en su campo (ganadores del Premio Nobel, súper atletas, entre otros) pueden solicitar la residencia permanente. Toma en cuenta que esta es una categoría extremadamente rara, pero no deja de ser una opción.

– Caes dentro de una categoría especial de trabajo. Si eres un traductor afgano o iraquí que ayudó al gobierno de los Estados Unidos, un miembro de las fuerzas armadas, o perteneces a otra categoría especial, puedes obtener una tarjeta de residencia de esta manera.

3. Determina si entras en la categoría de refugiados o solicitantes de asilo. Si entraste a los Estados Unidos como refugiado o solicitante de asilo, o como miembro de la familia del solicitante de asilo, puedes solicitar una tarjeta de residencia un año después de haber entrado al país.

Si estás en los Estados Unidos en calidad de refugiado, debes solicitar un estatus de residencia permanente después de un año de estancia en el país.

Si estás en los Estados Unidos como solicitante de asilo, no estás obligado a solicitar una tarjeta de residente.

Llena tu petición y revisa la disponibilidad de visas

1. Envía la solicitud correcta. Una vez que hayas determinado a qué categoría de inmigrantes perteneces, es necesario que tu familiar o empleador envíe una solicitud de inmigración para ti. En ciertos casos, deberás de enviar la solicitud tú mismo.

Si solicitas una tarjeta de residente a través de algún familiar, tu pariente debe presentar el Formulario I-130, Petición de Inmigración para Familiar Extranjero.

Si necesitas obtener una tarjeta de residente a través de tu empleador, éste deberá enviar el Formulario I-140, Petición de Inmigración para un Trabajador extranjero.

Si eres un empresario haciendo una inversión, debes presentar el Formulario I-526, Petición de Inmigración para un Empresario Extranjero.

Si perteneces a una categoría especial como viudo o viuda, envía el Formulario I-360.

Si eres un refugiado o solicitante de asilo, es probable que no necesites una solicitud si tienes los requisitos para cambiar tu estatus legal en el país.

2. Consulta la disponibilidad de visas en la categoría que estás solicitando. Una vez que tu familiar o empleador, o tú mismo, han presentado la solicitud inicial, es necesario comprobar si existe disponibilidad de visas antes del envío de los demás formatos de solicitud. El número de visas disponibles varía de acuerdo a la categoría dentro de la cual presentas tu solicitud y también de acuerdo al país del que tú emigras.

Hay un número ilimitado de visas para personas que requieren una tarjeta de residencia a través de los parientes en línea directa.

Hay un número limitado de visas disponibles para aquellos que requieren una Green Card a través de un parentesco que no es en línea directa y a través de un empleador. Recibirás un número de registro y se te colocará en una lista de espera hasta que se disponga de un visado.

Recibirás un “Boletín de Visas”, que te permitirá consultar tu posición en la lista de espera.

3. Envía el Formulario I-485, Solicitud de Registro de Residencia Permanente o un cambio de estado migratorio. Antes de enviar este formulario, debes esperar a que una visa se encuentre disponible. Lee las instrucciones en el formulario y asegúrate de enviar todos los documentos y la información solicitada. Asimismo, asegúrate de enviar los formularios a la dirección correcta.

Si solicitas una tarjeta de residente a través de un pariente en línea directa, puedes enviar el Formulario I-485 al mismo tiempo que tus familiares envíen su petición, ya que el número de visas en esta categoría es ilimitado.

Finaliza el proceso y obtén tu tarjeta de residencia.

1. Toma de datos biométricos. Recibirás una llamada en la que se te pedirá ir a un centro de asistencia de aplicaciones para una cita en la que se te tomarán tus huellas digitales, te van a fotografiar y registrarán tu firma. El centro utilizará esta información para revisar tus antecedentes. Eventualmente, tus datos biométricos serán utilizados para procesar tu tarjeta de residente.

2. Ve a la entrevista. En algunos casos, puedes ser llamado para una entrevista en las oficinas del USCIS (Servicios de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos) para responder algunas preguntas con respecto a tu solicitud. Si recibes una notificación, asegúrate de presentarte a la cita. El aviso debe indicar la fecha, hora y lugar en que la entrevista se llevará a cabo.

En algunos casos, el miembro de la familia que ha presentado una solicitud para la Green Card puede ser obligado a participar en la entrevista.

Lleva tus documentos de viaje, pasaporte y todos los documentos pertinentes para la entrevista.

3. Espera la decisión final y obtén tu tarjeta de residencia permanente. El USCIS revisará toda tu documentación, y de ser necesario fijará una entrevista, y se asegurará de que cumplas con todos los requisitos para convertirte en residente permanente de los Estados Unidos. Una vez que hayan tomado una decisión, se comunicarán contigo por correo.

Si tu solicitud es rechazada, puedes apelar la decisión.

Si tu solicitud es aceptada, recibirás más instrucciones sobre cómo obtener tu tarjeta de residencia, incluyendo cuando es necesario renovarla.

Con información de Wiki How